Recomendaciones para prevenir problemas en los pies durante la Semana Santa (!)

Lunes, 14 Marzo 2016
Valore este artículo
(2 votos)

Se aproxima una de las semanas con más actividad callejera de nuestro calendario anual, la Semana Santa, y continuando con las recomendaciones que ofrecemos a nuestr@s trabajador@s, en esta ocasión nos vamos a centrar en aquellas medidas que podemos adoptar para no sufrir lesiones tan frecuentes en los pies como las rozaduras, las ampollas, las uñas encarnadas, el exceso de sudoración, etc...

Durante Semana Santa los pies sufren más de lo habitual, ya sea como participantes en las diferentes procesiones que se realizan a lo largo de toda la geografía española, o como turistas en las numerosas poblaciones donde se pueden disfrutar.procesion-semana-santa

Antes de estas jornadas maratonianas en las que los pies suelen ser sometidos a sobreesfuerzos, es importante llevar a cabo una higiene correcta, cortarse las uñas adecuadamente y seleccionar el calzado adecuado que se va a utilizar. Lo suyo es que el calzado esté sujeto al empeine y que sea de suela gruesa pero flexible, y las medias y calcetines que se usen, si son de materiales naturales mucho mejor. Evitar usar contrafuertes y punteras duras y materiales artificiales que entren en contacto con la piel, además de costuras, cordones demasiado ajustados, ... etc. que puedan ocasionar rozaduras y otras lesiones. Otro elemento a evitar son los tacones de más de 3 ó 4 cm. de altura. Y por último, antes de comenzar la marcha, puede hidratarse dándose un masaje por todo el pie salvo por los dedos.

Aquellas personas que vayan bajo los tronos en cualquiera de sus modalidades, deben llevar calzado con una buena amortiguación, amplios (para no tener problemas a última hora del día tras horas de caminatas y esfuerzos) y de materiales naturales. Además, durante las paradas de las procesiones es importante ir cambiando el pie de apoyo continuamente.

Al terminar las procesiones es recomendable darse un baño en los pies de agua caliente con sal de 5 ó 10 minutos, y en los casos que por diferentes motivos la procesión se haya realizado descalzo, utilizar un antiséptico preventivo, además de tratar las heridas que se hayan podido provocar.

Y siempre, ante cualquier complicación, recuerde que su podólogo podrá atenderle y darle la mejor solución a sus problemas en los pies.

Antonio Partearroyo González
Especialsta en Enfermería del Trabajo y Podólogo
Grupo Preving Málaga

Trabaja con nosotros

¿Quieres trabajar
con nosotros?
Enviar solicitud

Responsabilidad Social Corporativa


Colabora con nosotros


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Privacidad, pinche el enlace para mayor información. Política de Privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.